Páginas vistas en total

jueves, 8 de diciembre de 2011

A la sombra del Vesubio: la exhibición de Nápoles


Nápoles es una ciudad exhibicionista, siempre lo ha sido, desde la más remota Antigüedad. A pesar de ello, nadie parece conocer (paradoja) bien la ciudad; odiada y amada por igual, deseada y repudiada a la largo de su azarosa vida.

La historia, fascinante, de esta ciudad – ¿cuántas ciudades bañadas por el más conocido de los mares de la Historia, el Mediterráneo, pueden relatar lo que han visto los napolitanos? – está presente en algunas de las más bellas páginas de la literatura universal.

Sin duda no son pocas las ciudades emblemáticas del Mare Nostrum, pero es esta ciudad la que parece haber recibido las sacudidas del devenir histórico con más determinación, a sangre y fuego, sobre la espectacular geografía de la urbe enclavada en la bahía del mismo nombre.

La historia cultural de esta ciudad tiene en las páginas del libro de Jordan Lancaster “A la sombra del Vesubio: Historia cultural de Nápoles” (Almed, 2011) una guía imprescindible para conocer mejor el relato histórico y cultural de esta fascinante ciudad.

Fijémonos sólo en la lista de los intelectuales (poetas, músicos, dramaturgos, filósofos, historiadores, etc) que aparecen en estas páginas asociados a Nápoles: Ovidio, Horacio, Plinio, Estrabón, Virgilio, Séneca, Lucrecio, Bocaccio, Petrarca, Lope de Vega, Cervantes, Giambattista Vico, Caravaggio, El Españoleto, Bernini, Pergolesi, Scarlatti, Farinelli, Rousseau, Goethe Lord Byron, Chateaubriand, Rossini, Nelson, Dickens, Alejandro Dumas, Benedetto Croce, Caruso, Donizetti, Bellini, Shelley, Stendhal, Leopardi, Mark Twain, Henry James, Darwin, Brahms, Thomas Mann, D’Annunzio, Malaparte, De Sica, Rosellini, Pablo Neruda, Warhol, o Chick Corea.

Tal nómina de ilustres nombres está al alcance de muy pocas ciudades en el mundo.

¡Ver Nápoles y morir! Disfruten de la lectura de este libro.

1 comentario:

  1. Vamos a ver... La Historia de Nápoles es interesante pero no hay que convertirla en el ombligo del mundo, otras ciudades tienen su réplica con sus características propias dentro de la evolución cultural. Por otro lado, hoy Nápoles (visitar los lugares no turísticos con cuidado) es la ciudad donde la mafia napolitana extiende su comercio criminal que también forma parte de las bases modernas no románticas de esta ciudad aletargada, resignada a su propio devenir. Un saludo.

    ResponderEliminar